Sociedad I Domingo 19 de Junio de 2011

Los desafíos de terminar el secundario

La coordinadora del Programa de Inclusión Educativa, Elvira Paredes, analiza su implementación en el Ipem 53.
por Plana Central

 

El próximo 1 de Julio finalizan el ciclo lectivo 2010-2011 los alumnos que retomaron sus estudios secundarios en septiembre del pasado año con el Programa de Inclusión y Terminalidad de la Educación Secundaria para Jóvenes de 14 a 17 años, como así también culminan el primer cuatrimestre los que lo hicieron en marzo de este año.

El programa se está dictando en el Ipem 53 Fray Luis Beltrán, con una asistencia de 82 alumnos regulares; y está coordinado por la profesora Elvira Paredes.

La enseñanza está organizada en un Trayecto Formativo Integrado. “El objetivo de esta organización es facilitar el recorrido de los estudiantes a lo largo del plan de estudios, pues esta propuesta no sostiene el concepto de ´repetir el año´ sino el de posibilitar que el alumno avance según un sistema de correlatividades, recursando únicamente aquellos espacios curriculares que haya reprobado”, explica la coordinadora a través del correo electrónico.

El futuro de los jóvenes Llevar adelante la educación a los alumnos es un desafío y un compromiso que asume cada día un equipo de 30 personas entre docentes y administrativos. Con lo desarrollado hasta ahora, el balance que se hace del programa es “muy positivo”.

“Si consideramos que el programa está logrando la reinclusión y contención en el sistema de esta cantidad de jóvenes ofreciéndoles la mejor calidad educativa posible de acuerdo a sus realidades e intereses, entiendo que de a poco y entre todos vamos construyendo para ellos un futuro más promisorio, porque soy una convencida que el camino de la educación y de la cultura es el único que conduce a la verdadera dignificación del ser humano”, analiza Paredes.

Violencia en el colegio Una de las mayores dificultades que afrontan desde la institución está relacionada al comportamiento de los estudiantes. Allí aparece un denominador común: “la bajísima autoestima” que tienen, “producto de historias de permanentes fracasos escolares ocasionados por múltiple factores, entre ellos, las condiciones de pobreza e inequidad en las que viven varios de ellos”.

Esa baja autoestima –dice la profesora- se manifiesta de diversa manera, sobresaliendo la aceptación de los límites y los casos de violencia dentro y fuera de la colegio. El diálogo con ellos y sus familias aparece como un espacio necesario. También desde el colegio se ha solicitado la colaboración de la policía que acompaña preventivamente con móviles hasta la ruta 60 una vez que los alumnos salen de clase.

La coordinadora destaca como premisa de trabajo que el afecto es remedio infalible. “Obtendremos buenos resultados en tanto nuestros alumnos se sientan apreciados, tenidos en cuenta, valorados y, cada vez que sea necesario, convenientemente sancionados”, finaliza.
 

 
 
 

.

Dejanos tu Comentario

 
Nombre/s: *
E-mail: *
Comentario: *
(*) Campos Obligatorios Enviar Comentario
 
 
 
Plana Central 2012 ® todos los derechos reservados.
desarrollo web > Diseño y Desarrollo Web